Leggings

En los años 80 los llamábamos mallas y durante mucho tiempo formaron parte de nuestro armario y en el de artistas como Madonna o Cindy Luaper. Los usamos hasta la rodilla, con estampados animal print y hasta en colores fluorescentes.

Los vimos tanto y de tantas variedades que yo fui una de las que decidió, de forma tajante, salir de todas las que tenía y nunca más volver a usar una prenda de tan mal gusto.

Sin embargo, desde hace unos años han retornado con más fuerza que nunca y parece que, de momento, formarán parte de nuestro armario. Y yo he vuelto a caer en la tentación de llevarlos. Es evidente: nada más cómodo que enfundarse en unos leggings y combinarlos con camisas, jerseys de punto, americanas, botas, manoletinas… Bueno, que al final le he vuelto a coger el gusto al confort y a la comodidad. ¡Ya veremos cuánto me dura!

IMG_1196IMG_1217IMG_1287

Con cariño,

Julia H.

Anuncios

4 comments

    1. Gracias Lis, yo no puedo resistirme, ademas los puedes combinar con tantas cosas que te facilitan mucho a la hora de buscar que ponernos. Eso si, yo me inclino por los colores neutros, aún no me atrevo con tonos mas fuertes!!

      Saludos!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s