MOMENTOS HORROROSOS

Uno de estos días, cuando iba caminando hacia el súper, tuve la mala suerte de sufrir una de esas situaciones que todas las mujeres tememos y odiamos: la tapita de uno de mis  tacones se había despegado y se quedó perdida ¡¡vete a saber dónde!!  Mira que últimamente me ha dado por no quitarme las Converse y hasta he pensado en ir comprando unas cuantas de varios colores para  ir lo mas cómoda posible; pero ese día, la mujer sofisticada que todas llevamos dentro, de repente, apareció en mi espejo con cara de “estás fatal, Julia, no puedes seguir así, ¡¡ya es hora de que te quites esas bambas!!” Así que rápidamente fui al armario en busca de unos zapatos que vestían mucho más y que me daban un  look completamente diferente.

Pero, mira por donde, justamente el día  que le hago caso a mi yo  mas sofis, termino caminando como si tuviera un pie mas corto que otro y haciendo ese ruido hooooorrible “cloc, cloc, cloc…” Por  suerte, El Corte Inglés tiene esa pequeña zapatería donde puedes sentarte y mirar cómo te cambian las tapitas de los tacones.

Mientras estaba allí sentada,  me sentí aliviada. El suplicio había terminado y pude solucionarlo rápidamente; pero no dejaba de pensar en esos otros malos momentos de la  vida de cualquier mujer, esos momentos horrorooooooosos en los que te dan ganas de salir corriendo y esconderte en un agujero. Yo acababa de pasar por uno de ellos; pero hay otros peores que te pueden poner de los nervios y hacer que pierdas  completamente la serenidad: una carrera en la media en el momento menos oportuno, que se te rompa la cremallera de un vestido justo antes de salir, que te inclines para recoger algo y se te descosa el pantalón… Pero una de las cosas que más jode, de verdad, ¡¡¡es que se te desabroche el sujetador!!! Eso para las que  aún mantenemos dignamente nuestras tetas sin siliconar y, además, pasamos de la talla 85.. ¡¡es un momento realmente espantoso!!

Anuncios

6 comments

  1. JAJAJAJAJA JULIA LA VERDAD ES QUE ES TERRIBLE, ES LO PEOR QUE NOS PUEDE PASAR!! YO RECUERDO QUE UN SABADO NOCHE SALIA DE FIESTA Y ESTABA ESERANDO ESA NOCHE PARA LUCIR UNOS VAQUEROS BIEN AJUSTADOS Y MIS BOTAS DE TACON DE VERTIGO Y JUSTO CUANDO ME LAS PONGO ME DOY CUENTA DE QUE NO TENIAN LA TAPITA 😦 Y YA ME ESTABAN TOCANDO EL TIMBRE QUE ME VENIAN A BUSCAR Y MI BERRINCHE FUE TAN EVIDENTE QUE UNO DE MIS AMIGOS SALIO CORRIENDO AL ANEC BLAU A COMPRARME UNAS BOTAS JAJAJAJAJA POR SUERTE AUN ERA TEMPRANO PORQUE IBAMOS A CENAR PRIMERO JAJAJAJAJJAA PORQUE YO HABIA DICHO QUE YA NO QUERIA SALIR Y EL TIO ESTABA ESPERANDO ESA NOCHE PARA DECLARARME SU AMOR JAJAJAJJAJAJA (le dije que no pero las botas aun las conservo) JAJAJAJAJAJAAJAJJAJAJAJAJAA

    Me gusta

  2. Esto de los tacones ya me ha pasado unas cuantas veces.. una so sabe donde meter la cara. y lo peor es cuando estas entrando en un sitio muy silencioso y tienes que cruzar toooda la sala..tensión!! andas como si fueras una atontada para evitar hacer demasiado ruido ..uff “vergüenza ajena” deben sentir los que están alrededor de tí kkk..
    Lo del sujetador me ha pasado una vez.. sabes cuando el sujetador ya esta un poco lacio, pero dices a ti misma.. hoy es el ultimo día que lo utilizo.. mañana lo tiro… pues justo este día te abre y te queda algo raro visiblemente incomodo, y tienes que aguantar toda la jornada de trabajo yendo al baño a cada rato para cerrarlo.. Pero ya te sirve de escarmiento.
    Saludos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s